Google+ Followers

Porque para encerrar mi corazón bastaba tu pecho y para tu libertad bastaban mis alas.


 Porque para encerrar mi corazón bastaba tu pecho y para tu libertad bastaban mis alas.


Fuistes amor y dolor. Mucho dolor. Pero también alegría, risas. Fuiste canción de amor, poesía. Fuiste ese toque agridulce y melancólico. Un beso de la mañana y mi sonrisa de la noche. Fuiste mi cielo y mi infierno. Fuiste mi mejor mentira y mi peor verdad. Fuiste mi locura y mi cordura. Fuiste mi perdición y mi salvación. Fuiste mi cárcel y mi libertad porque para encerrar mi corazón bastaba tu pecho y para tu libertad bastaban mis alas.