Google+ Followers

Tenga Tiempo para los Sueños.


  Mi nombre es Felicidad. Yo soy parte de la vida de aquellos que tienen amigos, porque tener amigos es ser feliz. Yo soy parte de la vida de aquellos que viven rodeados por personas como usted, pues vivir así es ser feliz.  Yo soy parte de la vida de aquellos que creen que ayer es pasado, mañana es futuro y hoy es un regalo, por eso llamo al presente. Formo parte de la vida de aquellos que creen en la fuerza del Amor, que creen que para una historia bonita no hay punto final.  Yo estoy casada, sabían? Estoy casada con el Tiempo. ¡Ah! Y mi marido es lindo! El es responsable de la solución de todos los problemas. El reconstruye los corazones, el cura lastimaduras, el vence la Tristeza.  Juntos, el Tiempo y yo tuvimos tres hijos: La Amistad, la Sabiduría, y el Amor. La Amistad es la hija mayor. Una muchacha linda, sincera, alegre. Ella brilla como el sol. La Amistad une a las personas, nunca pretende herir, siempre consolar.   La del medio es la Sabiduría, culta, íntegra. Siempre fue la más apegada al padre, el Tiempo. La Sabiduría y el Tiempo andan siempre juntos! El menor es el Amor. ¡Ah! cuánto trabajo me da! Es terco, a veces solo quiere vivir en un lugar.   o vivo diciendo: Amor, usted fue hecho para vivir en dos corazones, no en uno. El Amor es complejo, pero es lindo, muy lindo!   Una persona muy importante me enseñó una cosa: Todo final siempre es verdadero, si todavía no conoce su verdad es porque no llegó el final. Por eso, crea siempre en mi familia. Crea en el Tiempo, en la Amistad, en la Sabiduría y, principalmente en el Amor. Y con seguridad un día, yo, la Felicidad, golpearé a su puerta!!!   Tenga Tiempo para los Sueños. Ellos conducen en su carruaje hacia las Estrellas.


 Mi nombre es Felicidad. Yo soy parte de la vida de aquellos que tienen amigos, porque tener amigos es ser feliz. Yo soy parte de la vida de aquellos que viven rodeados por personas como usted, pues vivir así es ser feliz.
Yo soy parte de la vida de aquellos que creen que ayer es pasado, mañana es futuro y hoy es un regalo, por eso llamo al presente. Formo parte de la vida de aquellos que creen en la fuerza del Amor, que creen que para una historia bonita no hay punto final.
Yo estoy casada, sabían? Estoy casada con el Tiempo. ¡Ah! Y mi marido es lindo! El es responsable de la solución de todos los problemas. El reconstruye los corazones, el cura lastimaduras, el vence la Tristeza.
Juntos, el Tiempo y yo tuvimos tres hijos: La Amistad, la Sabiduría, y el Amor. La Amistad es la hija mayor. Una muchacha linda, sincera, alegre. Ella brilla como el sol. La Amistad une a las personas, nunca pretende herir, siempre consolar.
 La del medio es la Sabiduría, culta, íntegra. Siempre fue la más apegada al padre, el Tiempo. La Sabiduría y el Tiempo andan siempre juntos! El menor es el Amor. ¡Ah! cuánto trabajo me da! Es terco, a veces solo quiere vivir en un lugar.
 Oh vivo diciendo: Amor, usted fue hecho para vivir en dos corazones, no en uno. El Amor es complejo, pero es lindo, muy lindo!
 Una persona muy importante me enseñó una cosa: Todo final siempre es verdadero, si todavía no conoce su verdad es porque no llegó el final. Por eso, crea siempre en mi familia. Crea en el Tiempo, en la Amistad, en la Sabiduría y, principalmente en el Amor. Y con seguridad un día, yo, la Felicidad, golpearé a su puerta!!!
 Tenga Tiempo para los Sueños. Ellos conducen en su carruaje hacia las Estrellas.

Nunca se da tanto como cuando se dan esperanzas.




Nunca se da tanto como cuando se dan esperanzas.  La gente cambia, las promesas no se cumplen,  los intereses se pierden y los corazones se rompen.    Duele aceptar cuando una promesa se rompe.



Nunca se da tanto como cuando se dan esperanzas.
La gente cambia, las promesas no se cumplen,
los intereses se pierden y los corazones se rompen.

Duele aceptar cuando una promesa se rompe.

Porque para encerrar mi corazón bastaba tu pecho y para tu libertad bastaban mis alas.


Fuistes amor y dolor. Mucho dolor. Pero también alegría, risas. Fuiste canción de amor, poesía. Fuiste ese toque agridulce y melancólico. Un beso de la mañana y mi sonrisa de la noche. Fuiste mi cielo y mi infierno. Fuiste mi mejor mentira y mi peor verdad. Fuiste mi locura y mi cordura. Fuiste mi perdición y mi salvación. Fuiste mi cárcel y mi libertad porque para encerrar mi corazón bastaba tu pecho y para tu libertad bastaban mis alas.


Fuistes amor y dolor. Mucho dolor. Pero también alegría, risas. Fuiste canción de amor, poesía. Fuiste ese toque agridulce y melancólico. Un beso de la mañana y mi sonrisa de la noche. Fuiste mi cielo y mi infierno. Fuiste mi mejor mentira y mi peor verdad. Fuiste mi locura y mi cordura. Fuiste mi perdición y mi salvación. Fuiste mi cárcel y mi libertad porque para encerrar mi corazón bastaba tu pecho y para tu libertad bastaban mis alas.

Los recuerdos siempre me entristecen.


Los recuerdos siempre me entristecen, si son malos por ello y si son buenos porque se fueron. Me pregunto si los recuerdos se van o siempre están con nosotros.

- Te fuistes para no volver.

Álbumes de fotos en ruinas.


Álbumes de fotos en ruinas, 
canciones sin dedicar, 
amaneceres borrachos y un montón 
de ropa tirada por el suelo.
 A eso llaman La vida.


Álbumes de fotos en ruinas,  canciones sin dedicar,  amaneceres borrachos y un montón  de ropa tirada por el suelo.  A eso llaman La vida.