Google+ Followers

Y duele, no te imaginas cuánto duele ...

Por las arrugas de mi voz se filtra la desolación de saber que estos
 son los últimos versos que te escribo, para decir
 " ve con Dios amor" a ti te sobran los motivos para irte.
Y duele, no te imaginas cuánto duele ...

Por las arrugas de mi voz se filtra la desolación de saber que estos  son los últimos versos que te escribo, para decir  " ve con Dios amor" a ti te sobran los motivos para irte. Y duele, no te imaginas cuánto duele ...

Cuando miro al cielo algo me dice que sigues conmigo.

 Cuando miro al cielo  algo me dice que sigues conmigo.

Cuando miro al cielo 
algo me dice que sigues conmigo.

Lo único que quiero es que vuelvas.

Fuiste mi medicina contra la pasta italiana, aquellos espagueti que tanto me costó digerir. La persona en quien más confiaba, para absolutamente todo. Lo que me complementaba, mi yo masculino.
¿Qué nos ha pasado? No sé si soy yo, tú, los dos, o los jodidos planetas que se alinearon. Lo único que quiero es que vuelvas.

Fuiste mi medicina contra la pasta italiana, aquellos espagueti que tanto me costó digerir. La persona en quien más confiaba, para absolutamente todo. Lo que me complementaba, mi yo masculino.  ¿Qué nos ha pasado? No sé si soy yo, tú, los dos, o los jodidos planetas que se alinearon. Lo único que quiero es que vuelvas.

Aquí no regalan nada. Todo tiene un alto precio.


Llegar a la meta cuesta, te cuesta tanto llegar. Y cuando ya estás en ella. mantenerte cuesta más. Procura no descuidarte ni mirar hacia detrás o todo lo conseguido te lo vuelven a quitar. Aquí no regalan nada. Todo tiene un alto precio. Peldaño que vas subiendo. Peldaño que hay que pagar.
Aquí hay que bailarlo todo sin perder jamás el paso. Te suelen soltar la mano si ven que hacia abajo vas. Vuela alto no seás gaviota en el mar la gente tira a matar cuando volamos muy bajo. Amigo aprovecha el viento mientras sople a tu favor que el aire te lleve lejos entre más lejos mejor. Que aquel que se queda en tierra le va la parte peor. te van cerrando las puertas te van negando el adiós.

 Aquí no regalan nada. Todo tiene un alto precio.

Hay amores cobardes que no llegan a historias.


Ella quería un amor a la antigua, con notas dejadas en la puerta del refrigerador, besos en las mañanas, películas de arte y un poco de lecturas de poemas, ella quería hacerle el amor con total entrega. Poco más que eso pedía….pero ese “poco” sería siempre con él.
Él quería un amor de mentiras, de esos que no deberían llamarse amor, sus tiempos ya estaban contados porque antes de empezar él sabía cuándo terminarían, él buscaba sexo sin explosión de sentimientos, un amor a la ligera, sin ataduras, sin ganas de ser y estar.

Hay amores cobardes que no llegan a historias.

Hay amores cobardes que no llegan a historias.

Las heridas que creaste ya cerraron.

Me cansé de esperar, de tener esperanza, de vivir de un simple recuerdo tuyo.
Las heridas que creaste ya cerraron, y la sonrisa que te robaste, ha vuelto a la vida.

 Las heridas que creaste ya cerraron.