Google+ Followers

Lo único que quiero es que vuelvas.

Fuiste mi medicina contra la pasta italiana, aquellos espagueti que tanto me costó digerir. La persona en quien más confiaba, para absolutamente todo. Lo que me complementaba, mi yo masculino.
¿Qué nos ha pasado? No sé si soy yo, tú, los dos, o los jodidos planetas que se alinearon. Lo único que quiero es que vuelvas.

Fuiste mi medicina contra la pasta italiana, aquellos espagueti que tanto me costó digerir. La persona en quien más confiaba, para absolutamente todo. Lo que me complementaba, mi yo masculino.  ¿Qué nos ha pasado? No sé si soy yo, tú, los dos, o los jodidos planetas que se alinearon. Lo único que quiero es que vuelvas.